Nuestra historia (23): La Reforma en Europa

adminActividades, NOTICIAS DE AGNYEE, Novedades

2021/03/21

La reforma protestante no acaba en Lutero, como ya vimos. Y sus efectos serán perdurables tanto en la configuración de los países europeos como en la distribución del poder político.

En la entrega de hoy se completa una anterior, dedicada a Lutero y a los primeros pasos del luteranismo, con la extensión de las doctrinas reformadas, que tienen como protagonistas principales a Zwinglio en Suiza y a Calvino en Ginebra. Pero también se ocupa de otros calvinismos europeos, resultado de la difusión desde Ginebra hacia los Países Bajos, a Francia y a Escocia, tras fracasar en su intento de penetración en la Inglaterra anglicana.

Sin embargo,  la reforma religiosa europea no se agota en estas doctrinas que acaban por ser institucionalizadas por los estados y las iglesias. Hay otros movimientos, incompatibles con las iglesias estatales o, mejor aún, que no necesitaban de iglesia. Surgen así nuevos milenarismos,  con orígenes más o menos medievales y apoyos difusos en las sagradas escrituras. Uno de los más conocidos es el protagonizado por Thomas Müntzer, asociado a la sublevación de los campesinos germanos, que acabaría siendo sojuzgada con toda brutalidad en 1525 por los señores feudales . El otro movimiento de interés histórico es el de los anabaptistas, furibundos opositores de Lutero y sus doctrinas, algunos de cuyos líderes, como Juan Mathijs, un panadero de Haarlem, propugnaban un milenarismo beligerante que tuvo su principal manifestación en la ciudad episcopal de Münster.

El autor de este capítulo es Teófanes Egido, que fue Catedrático de Historia Moderna de la Universidad de Valladolid.

La Reforma en Europa