La Armada Chilena planta una cruz conmemorativa en el Puerto de las Sardinas

adminActividades, Novedades

2020/06/2

El 11 de noviembre de 1520 el capellán de la flota de Hernando de Magallanes, presbítero Fray Pedro Valderrama, desembarcaba en el recién bautizado Puerto de las Sardinas (luego rebautizado como Bahía Fortescue, a partir de una expedición británica) para decir una misa tras el descubrimiento de la salida del Mar del Sur (luego denominado Pacífico) que marcaría el primer éxito de la expedición de Magallanes-Elcano. Este punto del Estrecho de Magallanes es el primer lugar hollado por los europeos sobre el territorio que, con el tiempo, se convertiría en el actual Chile.

No es, pues, extraño que Chile haya decidido señalar un lugar  tan simbólico de sus propios orígenes en el marco de la celebración  del V Centenario del descubrimiento del Estrecho de Magallanes. Esta iniciativa formaba parte de los proyectos impulsados por el Contraalmirante Victor Zanelli, Secretario Ejecutivo para la Armada chilena en la conmemoración del V Centenario del Descubrimiento de Chile por mar y del Estrecho  de Magallanes, además  de un gran amigo de AGNYEE.

Antonio de Pigafetta describe así el lugar: “Habíamos entrado con las dos naves restantes en el otro canal que quedaba hacia el sudoeste; y continuando nuestra navegación, llegamos a un río que llamamos de las Sardinas, a causa de la inmensa cantidad de este pescado que allí vimos. En ese lugar fondeamos para esperar a las otras dos naves, y estuvimos cuatro días; aunque durante este tiempo se despachó una chalupa bien equipada para ir a reconocer el término de este canal, que debía desembocar en otro mar. Los tripulantes de esta embarcación regresaron al tercer día, anunciándonos que habían visto el cabo en que concluía el Estrecho, y un gran mar, esto es, el Océano. Todos lloramos de alegría. Este cabo se llamó el Deseado, porque, en efecto, desde largo tiempo ansiábamos por verlo.” (A. Pigafetta: El primer viaje alrededor del globo).